debeleer.com >>> chapter1.us
La dirección de nuestro sitio web ha cambiado. A pesar de los problemas que estamos viviendo, estamos aquí para ti. Puedes ser un socio en nuestra lucha apoyándonos.
Donar Ahora | Paypal


Como Puedo Descargar Libros Gratis Pdf?


Mi error fue amar al principe. Parte 2 – Moruena Estringana

Ha pasado un mes desde que se anunció que Liam se había prometido. Desde entonces no hemos vuelto a mediar palabra. Mis ojos no lo han buscado más y las veces que me lo he cruzado, he desviado la mirada. He aprendido a ser fuerte mientras estoy en clase pero, a pesar de ello, cuando estoy sola me acuerdo de él. Yo creía que con el paso de los días dejaría de anhelar su cercanía, dejaría de dolerme tanto verlo con Bianca, pero no es así. Cada vez que los veo juntos, mi corazón sufre. Mi ritmo en los estudios va bien, ya que ahora solo vivo para estudiar, o más bien he vuelto a mi vida anterior, a como era antes de conocer a Liam, cuando creía que era feliz estudiando. Ahora sé que no, que fuera de los libros hay una vida y que me gusta vivirla; sin embargo, no tengo fuerzas para otra cosa que no sea sumergirme en mis libros. Mis padres están preocupados. En su presencia trato de disimular mi tristeza, pero a ellos no les engaño, y ahí viene otro problema: creían que esa Elen de sonrisa fácil y ojos iluminados que fui durante un corto periodo de tiempo era por Robert y que ahora, al no estar con él, he vuelto a ser la de siempre. Me miro en el espejo. He quedado con Laia para salir. No tengo ninguna gana, la verdad, pero llevaba insistiéndome desde hace varios días y no he podido negarme más. Cuando le conté todo, me preguntó si quería noche de pelis románticas y comida basura, pero le dije que no, pues temo derrumbarme delante de ella y ninguna de las dos estamos preparadas para eso. Cuesta mucho apretar la boca para no llorar cuando un ser querido te pregunta algo tan simple como «¿estás bien?». Es como si esa pregunta tirara de un mazazo el muro con el que has intentado protegerte y tus sentimientos quedaran expuestos a la vista de todos. Lo peor es que, aunque sé que me dolería seguir quedando con Liam, no paro de mirar el móvil o de esperar que venga a verme. No comprendo por qué no hemos vuelto a hablar, por qué en su vida ya no hay sitio para mí si solo éramos amigos, si nunca le he hablado de mis sentimientos y, por tanto, no puede saber que verlo solo me haría más daño. ¿Por qué él se ha alejado de mí? Quizás la respuesta sea simple: ahora la tiene a ella. Ya no necesita escapar, ser libre, tener un «respiro». Él la ha elegido y puede que, aunque al principio no le gustara la idea, esté aprendiendo a amarla y solo tenga ojos y tiempo para su prometida. Salgo hacia casa de Laia y meto las manos en los bolsillos de mi abrigo para resguardarlas del frío. Al hacerlo, toco el pequeño rodillo de madera que me regaló Liam. Siempre lo llevo conmigo. Es mi amuleto, pues, a pesar de todo, doy gracias a la vida por haberlo conocido.


Por haber sentido. Y es que el amor entra en tu corazón sin avisar, sin darte cuenta, pero ya no sale con la misma facilidad. LIAM Me tomo mi copa mientras echo un vistazo por la discoteca. Bianca está a mi lado hablando con una de sus nuevas amigas de universidad. Yo hace rato que dejé de escucharla. Fue ella quien me propuso venir, yo no tenía ganas, me apetecía quedarme estudiando o viendo la tele y, a poder ser, solo. Bianca se ha convertido en mi sombra, lo cual me hace sentir inquieto constantemente. De hecho, ninguno de los dos es feliz con esto: cuando Bianca cree que no la observo, puedo ver en sus ojos un gran pesar. Pero sé que la obligan a comportarse así y que no puede dejar de hacerlo. Su padre viene de tanto en tanto para ver cómo va nuestra relación y el mío le manda informes regularmente. Es horrible. Me gustaría culparla por mi situación; sin embargo, he encontrado en ella a alguien que me entiende en silencio. Ambos estamos haciendo lo que se espera de nosotros y se ha convertido en una amiga. Incluso me gusta lo que atisbo de ella cuando no interpreta el papel de mujer perfecta. Pero esto no es amor. En cuanto paso más de media hora solo en su compañía, mi mente no para de crear excusas convincentes para salir corriendo. Trato de llevarlo lo mejor que puedo, pero no hay día que no odie haber tenido que tomar esta decisión. Mi padre ya me ha dado consejos para evitarla después de la boda: viajar o, mejor aún, mandarla a ella de viaje. Al principio me sorprendieron sus comentarios, pero luego me di cuenta de que en mi interior los veía bien.

.

Declaración Obligatoria: Como sabe, hacemos todo lo posible para compartir un archivo de decenas de miles de libros con usted de forma gratuita. Sin embargo, debido a los recientes aumentos de precios, tenemos dificultades para pagar a nuestros proveedores de servicios y editores. Creemos sinceramente que el mundo será más habitable gracias a quienes leen libros y queremos que este servicio gratuito continúe. Si piensas como nosotros, haz una pequeña donación a la familia "BOOKPDF.ORG". Gracias por adelantado.
Qries

Descargar PDF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 comentario

Añadir un comentario
  1. Hola cómo hago para descargar el libro

bookpdf.org | Cuál es mi IP Pública | Free Books PDF | PDF Kitap İndir | Telecharger Livre Gratuit PDF | PDF Kostenlose eBooks | Baixar Livros Grátis em PDF |